• 22/09/2017

    26 Septiembre. Día Mundial de la Anticoncepción

    En México, alrededor del 30% de la población joven no tiene acceso a anticonceptivos. Esta situación viene a agravar la elevada cifra de embarazos adolescentes que sufre el país, ocupando el primer lugar de embarazos adolescentes entre los países de la OCDE, con una tasa de 77 embarazos por cada mil mujeres.

    Números que evidencian la falta de políticas públicas eficaces, que pongan en marcha verdaderos mecanismos para un libre y fácil acceso a los métodos anticonceptivos modernos.  Su uso, no solo vendría a prevenir los embarazos no deseados sino también a luchar contras las enfermedades de transmisión sexual.

    Los embarazos no planificados junto con las infecciones de transmisión sexual suponen un grave problema de salud pública , especialmente entre los y las jóvenes mexicanas, lo que afecta no sólo a su salud en un sentido amplio, sin también a sus perspectivas de futuro en relación al trabajo, estudios, oportunidades, etc. ,que afectarán de forma decisiva a su calidad de vida.

    Por todo ello,  se hace más necesario que nunca, reivindicar este día para visibilizar la necesidad de garantizar una buena educación sexual que empodere , sobre todo a la población juvenil especialmente a mujeres y niñas, a tomar decisiones informadas que les permitan planear su futuro  y decidir sobre su sexualidad de forma responsable.

    De acuerdo con el informe de la organización Gire, “Niñas y Mujeres sin justicia” .  Es necesario que desde las administraciones públicas de provea un fácil acceso a la utilización de métodos anticonceptivos, eficaces y seguros, que se ajusten a las características y necesidades de los y las usuarias. Incidiendo en determinados ámbitos de actuación como:

    •    El ámbito educativo: promoviendo una educación sexual integral dentro de la escuela, por ser una parte fundamental de la formación integral de los jóvenes.  Incidiendo en la formación tanto del profesorado como de las familias.

    •    En el ámbito sanitario: formación de las y los profesionales médicos en salud sexual y reproductiva, desde la perspectiva de los derechos. Priorizando e incidiendo en el trato cercano, seguro y sin prejuicios, del personal médico con el objetivo de crear un clima de confianza que les acerque a la problemática que viven las y los jóvenes.

    Medidas urgentes y necesarias, si consideramos la encuesta realizada a 1.400 ginecólogos sobre los motivos de no ofrecer un buen consejo anticonceptivo. El 35% considera que nos se debe hablar del tema porque fomenta las relaciones sexuales. El 32, 5% cree que puede acarrear problemas legales porque son menores. El 20% valoraron que los padres podrían molestarse. Resultados que ponen en evidencia la necesidad de formación del personal sanitario.

    •    En el ámbito político: Garantizar la aplicación y promulgación de leyes que velen por el derecho de las personas a una sexualidad libre, sana y responsable. Basada en los derechos sexuales y reproductivos. Así como la eliminación de todos los obstáculos para que mujeres y niñas pueden ejercer sus derechos libremente.

Comentarios