• 20/06/2019

    Durante tres años seguidos, México esta teniendo altos índices de embarazos infantiles y adolescentes registrando al menos cuatro millones de jóvenes en esta situación y ocupando el primer lugar a nivel mundial, debido a la falta de políticas públicas en la materia que ayuden a erradicar, concienzar y educar a la población para evitar este problema.

    De acuerdo con la comisionada política del Partido del Trabajo de la Ciudad de México, el embarazo en adolescentes es una violación a los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes, porque no se les garantiza una educación sexual, políticas públicas que atiendan correctamente este problema y estrategias de prevención.

    Desde hace varios años, Save the Children ha llamado al Estado mexicano a reforzar las estrategias de prevención y atención de embarazos adolescentes, pero cada año más de 300,000 adolescentes siguen dando a luz en el país y de este número también se practican abortos clandestinos. Hay una tasa de 63 embarazos de jóvenes por cada mil y de 70 según el gobierno mexicano.

    La Comisionada del PTCDMX abundó que instituciones, asociaciones, gobiernos locales y federales, así como la sociedad civil, deben trabajar en conjunto y crear un plan para capacitar en derechos sexuales y reproductivos, de concientización y ofrecer mejores talleres o pláticas sobre la interrupción legal del embarazo y violencia contra las mujeres menores de edad.

Comentarios