• 07/07/2017

    El DIU se populariza entre las mexicanas

    Según la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica (ENADID) de 20019, el DIU se sitúa como segundo método anticonceptivo más utilizado en México, solo por detrás del condón, con un 23,2% de prevalencia.

    Poco a poco, sobre todo desde la despenalización del aborto en Ciudad de México, se observa cómo las mexicanas van perdiendo el miedo y el rechazo a la anticoncepción. La necesidad de planificación familiar y el acceso a la información sin estigmas, va calando poco a poco en la población que va siendo cada vez más receptiva a la contracepción.

    Esta realidad en ciudad de México, contrasta con muchas otras zonas del país donde las mujeres mexicanas tienen serias dificultades para recibir información útil y veraz sobre métodos anticonceptivos así como para acceder a servicios de planificación familiar respetuosos y confiables.

    México ocupa el primer lugar en embarazos adolescentes en América Latina. Las y los jóvenes inician su vida sexual sin utilizar métodos anticonceptivos. Según la Encuesta Nacional de Juventud de 2015: el 49% de la juventud no utiliza anticoncepción en su primera relación sexual porque no esperaba tener relaciones sexuales. Un 12% no utilizo ningún anticonceptivo porque su pareja no quiso, el 9,3% porque decidió no usarlo, otro 9,3% porque no conocía los métodos, un 7% porque deseaba embarazarse, un 5,9% por vergüenza a la hora de comprarlos y un 3,7% porque opinaba que la sensación es distinta.

    En este contexto, la planificación familiar accesible en todo México es un tema pendiente que debe ser resuelto con urgencia.

    Dentro de los métodos anticonceptivos que más se han popularizado entre las mexicanas, a parte del condón,  es el DIU. Entre sus ventajas está que es un método contraceptivo que una vez ha sido introducido por profesionales, no requiere de ninguna rutina diaria, por lo que supone una gran comodidad.

    Hasta hace unos años, el DIU solo estaba recomendado para mujeres que hubieran parido, al tener el cuello del útero de un tamaño más adecuado. Actualmente sin embargo, por su eficacia y comodidad, es recomendado para mujeres y/o colectivos con riesgo de embarazos no deseados, independientemente de que hayan parido o no. Lo que ha favorecido que sea muy popular entre mujeres mexicanas menores de 30.

    Sobre las características del DIU,  señalar que debe ser colocado por profesionales médicos y que su tasa de eficacia oscila entre el 98% y el 99%. Es un dispositivo en forma de  “T” que se inserta en el cuello del útero, durante la menstruación, y su función es bloquear el paso de los espermatozoides para impedir la fecundación del óvulo.

    Actualmente existen dos tipos de DIU, el de cobre y el hormonal, cuya marca más conocida es Mirena.

    * El DIU de cobre, es un dispositivo NO hormonal. Su principio de acción se basa en el propio material del que esta fabricado, que es capaz de frenar el esperma. Está especialmente indicado para mujeres que deciden no exponerse a los posibles efectos secundarios de las hormonas. Su mayor inconveniente es que puede producir reglas que duren más y sean más abundantes.

    * El DIU hormonal bloquea el paso de espermatozoides por la actuación de la hormona progestina. Como otros anticonceptivos hormonales tiene a reducir eincluso eliminar la menstruación.

    Para terminar, recordar que el DIU no protege de enfermedades de transmisión sexual. Por lo que para evitar contagios debería utilizarse la doble protección. Es decir, DIU para evitar embarazos no deseados, más el condón masculino o preservativo femenino para protegernos de una posible infección de transmisión sexual.

Comentarios