• 12/06/2019

    Las mujeres que interrumpen su embarazo de manera voluntaria o involuntaria, por ejemplo, por complicaciones obstétricas pueden ser condenadas en El Salvador a penas muy altas de prisión.

    La pena de prisión por una interrupción del embarazo voluntaria es entre 2 y 8 años, pero muchas de estas mujeres acaban condenadas a 30 años o más de privación de libertad.

    El Salvador es uno de los países del mundo más restrictivos en el tema del aborto, ya que no admite ningún supuesto para poder abortar de manera legal y segura, aún cuando el embarazo sea consecuencia de una violación, la vida de la mujer o niña embarazada esté en peligro o exista peligro de salud para la mujer gestante.

    En nuestra Clínica ILE de CDMX podrás acudir si lo necesitas porque no está prohibido abortar, el aborto es libre en la Ciudad de México hasta la semana 12 sin justificar la causa que te lleva a tomar esa decisión, no tienes porque residir en la CDMX para poder acceder a la interrupción legal del embarazo.

    En El Salvador esta totalmente prohibido abortar, por lo que las mujeres que quieren hacerlo se juegan la vida acudiendo a clínicas clandestinas donde no ponen en peligro no solo su vida si no también su vida.

    Muchas mujeres y niñas en El Salvador mueren por someterse a interrupciones del embarazo clandestinas, otras sufren discapacidades permanentes…

    Hay más de una decena de mujeres condenadas por interrumpir su embarazo de manera voluntaria o por complicaciones obstétricas, no suelen decir la causa que las ha llevado a la prisión porque las propias presas las insultan.

    Hay contabilizadas  unas 147 mujeres en prisión procesadas por leyes contra la interrupción del embarazo, Morena Herrrera es una mujer luchadora, ex guerrillera y activista feminista que pelea día a día por sacar a estas mujeres de la prisión, gracias a ella hoy en día hay 36 mujeres libres.

Comentarios