• 09/01/2017

    Embarazo temprano, embarazo no deseado

    En México se registraron 100 mil nacimientos en menores de 15 años de 2006 a 2014, según datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía).

    GIRE (Grupo de Información en Reproducción Elegida), Ipas México y Save The Children, en su experiencia de trabajo, vinculan los embarazos tempranos a embarazos no deseados, ya que muchos de ellos son el resultado de violaciones, la mayoría cometidas por familiares o varones del entorno cercano.
    Estas organizaciones (especializadas en derechos sexuales y reproductivos) alertan de las consecuencias del embarazo infantil. Además de no contar con servicios especializados, las niñas sufren un mayor riesgo de parto prematuro. Como en la mayoría de las ocasiones el embarazo es no deseado, también las puede abocar a un aborto clandestino.

    El informe de GIRE “Violencia sin Interrupción, aborto por violación en México”, reporta que se produjeron más de 28.000 denuncias por violación a niñas menores de 15 años de edad en los últimos 8 años. 
 
CEAV (Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas) calcula que sólo un 10% de las víctimas de abusos sexuales denuncian.

    Save The Children puso de manifiesto que no es posible acceder a datos sobre qué embarazos se producen a causa de una violación sexual.

    En la publicación de la entidad “Embarazo y maternidad en la adolescencia, estado de las madres en México”,  se recalca la necesidad de visibilizar el embarazo infantil.  Entre 2013 y 2014 se produjeron 394 alumbramientos en niñas de 10 años de edad.  

    Según la Secretaría de Salud, treinta de cada cien niñas entre 10 y 14 años fueron ingresadas en hospitales por embarazo en 2009. Sin embargo, no se conoce el motivo del embarazo ni si la relación fue consentida.

    Ipas México se hizo eco de los datos de 2012 de ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición) que reflejaban que el 92% de las parejas  varones de las niñas de 12 años tenían entre 15 y 19 años. Un 3% superaba los 30 años. 
 
También advierte sobre los peligros de los embarazos tempranos para la salud. El 14% de las muertes maternas sucedieron en menores de 20 años. La mayoría de estas defunciones se debieron a la pre-eclampsia, presión arterial alta, en estos casos debida a que los cuerpos no estaban totalmente formados para poder albergar completamente un feto y finalizar la gestación.  

En 2015, la quinta causa de muerte materna en México fue el aborto inseguro. Se registraron 659 muertes por este motivo. El 10% eran menores de 15 años. 
 
Por todos ello, desde la modificación en marzo de 2016 de la NOM046, las víctimas de violencia sexual no necesitan denunciar para acceder a un aborto legal desde los 12 años. 
 
Un factor de riesgo para el embarazo temprano es el matrimonio infantil. La Asamblea General de la ONU ha reafirmado recientemente su compromiso de erradicar el matrimonio infantil con una nueva resolución apoyada por más de 100 estados. En ella se exige fortalecer las legislaciones para proteger a las niñas de esta práctica forzada que vulnera la igualdad de género y los derechos sexuales y reproductivos. Dicha resolución se enmarca dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

    Si se convierten en madres, suelen abandonar los estudios (el 31% de las menores de 15 años deja la escuela), sufrir el miedo al rechazo o directamente la discriminación. La precariedad suele acompañarles el resto de sus vidas. Según datos de ENAPEA, el 7% de las niñas de 10 a 14 años, tuvieron luego una actividad mal remunerada en 2015. El objetivo para 2030 es eliminar los embarazos en menores de 14 años y disminuir un 50% la fecundidad en jóvenes entre 15 a 19.

Comentarios