• 08/03/2018

    El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, desaconseja el uso del condón por no ser placentero, según él, quita placer a la relación sexual. Recomienda utilizar como anticonceptivo la píldora por no entorpecer la relación, esto puede estar bien para no tener un embarazo no deseado, pero no para contraer enfermedades de transmisión.

    Mientras en el resto de países reducen el contagio del VIH gracias a la utilización del preservativo, en Filipinas aumentan los casos de contagio y las declaraciones de su presidente no ayudan a promover el uso del condón, sino todo lo contrario.

    Defensores de los Derechos Humanos hablan de la irresponsabilidad del presidente filipino e instan a Duterte para “tomar medidas significativas para proteger la salud de los filipinos respaldando las políticas urgentemente necesarias para expandir el acceso y uso de los preservativos en Filipinas”

    Para justificar la explicación de que el condón no es placentero, el presidente se metió un caramelo en la boca con el envoltorio de plástico y dijo "Tratad de coméroslo sin desenvolver. Así es usar condón".

    La propagación del SIDA en Filipinas aumenta un 140% según datos del Departamento de Salud del Gobierno en los últimos 7 años.

    Está pendiente de aprobarse la Ley de Políticas de VIH y Sida, que busca establecer un plan de choque para impedir la propagación del virus así como proteger los derechos de los portadores de esta enfermedad, que mata a miles de personas cada año en todo el mundo.

    El presidente filipino es muy controvertido por sus palabras y por sus actos, un informe de la CIA considera que es una “amenaza” para la democracia, comparándolo con otros lideres de régimen autoritario, por su “guerra contra las drogas” que ha causado la muerte a mas de 7000 personas.

    Escuadrones de la muerte y policías matan a miles de personas relacionadas con el narcotráfico según la política del presidente Duterte.

Comentarios