• 30/01/2019

    Los abortos seguros son los que se realizan por personal capacitado y con el método recomendado por la OMS como más apropiado según la duración del embarazo.

    Las siguientes recomendaciones con nuevas pautas basadas en la evidencia, tienen como objetivo ayudar a realizar una atención médica de calidad para todas las mujeres que quieren acceder a un aborto con medicamentos.

    El aborto con medicamento juega un papel importante en el aborto seguro. La combinación de mifepristona y misoprostol, son los medicamentos recomendados  por la OMS para inducir el aborto.

    Tras revisar varios estudios que proporcionan nuevas pruebas, la OMS ha actualizado algunas de sus recomendaciones relacionadas con la práctica médica del aborto incompleto, o de la muerte fetal intrauterina o el momento de la anticoncepción hormonal postparto; y el momento posterior en el que debe colocarse el dispositivo intrauterino (DIU) como método anticonceptivo.

    La guía además concreta algunos principios básicos necesarios para una buena atención médica a las mujeres que acuden a que se les practique un aborto. Entre estos principios destacamos.

    •    Tratar a todas las mujeres por igual independientemente de su edad, etnia, estado socioeconómico o civil, etc., con presteza y de forma oportuna.
    •    Asegurar que se atienda el aborto de forma tal que se respete a todas las mujeres como tomadoras de decisiones.
    •    Brindar información completa, exacta y fácil de comprender.
    •    Respetar la dignidad de la mujer, garantizando su privacidad y confidencialidad;
    •    Ser sensible a las necesidades y perspectivas de la mujer.
    •    Proteger la información médica contra las revelaciones no autorizadas.
    •    Ser conscientes de las situaciones en las que las mujeres puedan sentir coerción para hacerse un aborto contra su voluntad (por ejemplo: según su estado sanitario, como si viven con VIH).
    •    Cuando se trabaje con adolescentes, alentar el involucramiento de los padres a través de apoyo, información y educación. No insistir sobre la autorización de los padres, a no ser que así lo exija la ley
    •    Confirmar el estado gestacional y determinar la ubicación intrauterina y la duración de la gestación.
    •    Evaluar la existencia de alguna patología médica que haya que considerar o que pueda influir sobre la elección del procedimiento de aborto.
    •    Dar una oportunidad para analizar el uso futuro de la anticoncepción.

Comentarios