• 02/03/2018

    Irlanda votará en mayo un referéndum sobre el aborto

    La actual ley del aborto de Irlanda del Norte es muy restrictiva para la mujer, tienen las mismas garantías de vida la mujer embarazada y el feto. Sólo tiene derecho a abortar de manera legal si la vida de la madre corre peligro, en los demás casos está terminantemente prohibido, incluso en el caso de que el embarazo sea consecuencia de un embarazo, incesto o si el feto viene con anomalías.

    La vida de la madre y el no nacido se equiparan por igual.

    Fuera de estos casos la mujer debe viajar fuera para poder interrumpir de manera legal su embarazo, o eso, o están obligadas a tener a sus bebés y esto es un error, porque nadie puede obligar a una mujer a ser madre sino es lo que desea, hablando siempre desde un plazo legal.

    En mayo habrá un referéndum para poder derogar la enmienda de la Constitución de 1983 donde se dice que solo se puede abortar en caso de que la vida de la madre corra peligro.

    Es una ley muy restrictiva y más del 50% de la población aboga por una ley de aborto más permisiva, donde se permite la interrupción del embarazo de manera legal hasta la semana 12 de embarazo.

    Esto es una forma de discriminación hacia la mujer, porque se viola el derecho a interrumpir su embarazo de forma voluntaria. En este sentido, el Comité de la ONU recomienda que se promuevan los derechos de las mujeres y que las autoridades cumplan con las normas internacionales relativas a la salud sexual y reproductiva, esto incluiría el acceso a la interrupción del embarazo seguro.

    Los ginecólogos en Irlanda del Norte pueden ser castigados con cadena perpetua  por practicar un aborto ilegal.

Comentarios