• 05/03/2019

    Una pequeña de 11 años es violada por la pareja de su abuela, como consecuencia se queda embarazada. Durante un mes la niña pide insistentemente que se la interrumpa el embarazo no deseado, el Gobierno de Tucumán desoye el deseo de la pequeña y es obligada a dar a luz.

    Obligan a la pequeña a dar a luz por cesárea a un bebé de 600 gr con nulas posibilidades de supervivencia.

    Los hechos comenzaron el 19 de enero cuando acude al hospital Eva Perón de Tucumán por fuertes dolores de estómago, en ese momento se descubre que cursa un embarazo de 19 semanas, la pequeña se derrumba y cuenta que ha sido violada, es en este mismo momento cuando la pequeña junto con su madre piden la aplicación de la ley de interrupción del embarazo.

    El derecho al aborto en Argentina solo está permitido en casos de violación y cuando hay riesgo para la madre, esto se debería haberse aplicado en menos de 48 horas pero esto no se cumplió.

    La decisión de la pequeña estaba clara y en todo momento expreso su deseo de interrumpir su embarazo diciendo “quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”.

    Los médicos decidieron practicarla la cesárea justificando que era más peligroso practicarla un aborto que realizarla la cesárea.

    En ningún momento se ha respetado el derecho de la niña a interrumpir de manera legal su embarazo, esto ha causado un gran revuelo en Argentina y diversas organizaciones de mujeres exigen el cumplimiento de la ley.

Comentarios