• 15/07/2016

    Virus Zika. Incrementa las peticiones de pastillas para abortar

    El New England Journal of Medicine ha publicado que las peticiones de pastillas para abortar ha aumentado en los países con alerta por Zika. Incluso en aquellos donde el aborto está muy restringido por la legislación. El incremento llega a ser del 36% al 108% en algunos casos. La alerta del virus Zika provocó que muchos gobiernos de Latinoamérica elaboraran recomendaciones para evitar el embarazo con el fin que los fetos no sufrieran microcefalia, cuya relación con el virus parece probada.

El estudio diferencia los países que han tenido casos autóctonos de Zika y los que no, además de los que han difundido recomendaciones sobre el embarazo. En el país con más número de personas afectadas, Brasil, se llegó a duplicar el número de solicitudes de pastillas abortivas. Junto con Ecuador, encabeza la lista con un 108% de aumento de peticiones. Venezuela también disparó sus estadísticas alcanzando un aumento del 93%. Honduras sufrió un repunte del 76% y El Salvador del 36%. Estos últimos son datos curiosos, porque ambos presentan legislaciones muy restrictivas con respecto la interrupción del embarazo, siendo el último un país donde está totalmente penalizado. El aumento fue muy bajo en los casos de transmisión local del Zika. En los países donde no se emitieron alertas por el virus, no se produjo aumento en la demanda de medicamentos abortivos.

No obstante, como manifiesta Abigail Aiken, coautora del estudio e investigadora de la Universidad de Texas, es difícil obtener datos fiables en Latinoamérica, debido a la ilegalidad del aborto en muchos casos. Las mujeres se ven obligadas a recurrir a métodos clandestinos. Aseguró que las alertas sobre los riesgos del Zika deben ir acompañadas de recomendaciones sobre opciones “reproductivas seguras, legales y accesibles”.



    Métodos anticonceptivos

La Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG) ha pedido mayor acceso a anticonceptivos. Esta reivindicación cobra especial importancia ante la epidemia del Zika en Iberoamérica, ya que muchas mujeres recurren a abortos clandestinos cuando en su país no es legal la interrupción del embarazo. De los 22 países que representa FLASOG, sólo 6 permiten la interrupción voluntaria del embarazo por problemas de salud y en algunos es posible por riesgo para la vida de la madre o malformación fetal.

Edgar Iván Ortiz, presidente de FLASOG, recordó que apenas el 60% por ciento de las latinoamericanas puede acceder a métodos anticonceptivos. El grupo que mayor déficit presenta es el de menores de 19 años, con el riesgo que supone para los embarazos adolescentes. Sobre el virus Zika, la federación consideró una buena medida incluir en las recomendaciones el aumento de la cobertura de anticonceptivos.

La Confederación Iberoamericana de Contracepción (CIC), también incide en garantizar el acceso a métodos contraceptivos. “Veinte millones de mujeres tienen insatisfecha su demanda de anticoncepción y el 95 por ciento de los abortos son inseguros", declaró Isabel Ramírez, su presidenta.

Comentarios