55 5564 2290 Teléfono 01800 849 5214
Síntomas tras una interrupción del embarazo

Tras acceder a una interrupción legal del embarazo, físicamente la mujer puede experimentar diferentes efectos secundarios que son normales y que poco a poco irán desapareciendo. Es importante seguir los cuidados básicos que te hayan indicado en consulta médica para que la recuperación sea más rápido.

Cada mujer es diferente por lo que el tiempo de recuperación va a depender de distintos factores como el estado de salud previo, las semanas de gestación en el que se encontraba al interrumpir el embarazo, el tipo procedimiento de aborto utilizado, etc.

Sin embargo, a continuación abordamos algunos de los efectos secundarios más comunes así como los cuidados que debes seguir.

Síntomas o efectos secundarios tras un aborto voluntario

Tras la interrupción del embarazo pueden producirse molestias o cólicos muy parecidos a cuándo tienes la menstruación, sangrados y otros síntomas frecuentes que irán desapareciendo poco a poco hasta que el ciclo menstrual se vuelva a regular.

El cuerpo de cada mujer es diferente por lo que la duración de estos síntomas puede variar.

En el caso de las molestias o cólicos con dolores producidos por las contracciones del útero para eliminar los restos sanguíneos. No tienen que ser invalidantes y normalmente con analgésicos suelen remitir.

También se producen sangrados vaginales. Normalmente, a cuánto más semanas de gestación existe cuándo se accede al aborto, más sangrado se producirá.  El sangrado puede durar entre 1 semana y 10 días pero, si es abundante durante varios días debes acudir a consulta.

Náuseas y vómitos. Son síntomas que pueden persistir hasta dos o tres días post aborto pero luego desaparecen.

Cuidados e higiene tras un aborto

* Se aconseja que te duches y que no te sumerjas en agua por lo menos hasta 20 días después.

* No utilizar tampones, es mejor utilizar compresas o copas menstruales para poder saber mejor el flujo de sangre que presentas

* Evita las relaciones sexuales al menos durante dos o tres semanas.

Ante cualquier duda, consulta o malestar persistente es importante que acudas a consulta.

Últimos Posts
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más
Aceptar